Contacto

963 874 693
info@
hospitalcronicosmislata.es
c/ Dolores Ibarruri 1
46290

Noticias

Todas las noticias de nuestro hospital

Localización

C/ Dolores Ibarruri 1 46290

Agenda

Consulta la agenda de actividades

Unidad de Daño Cerebral

Unidad de Daño CerebralLa Unidad de Daño Cerebral del Hospital de Crónicos de Mislata está enfocada a pacientes adultos que han sufrido daño cerebral sobrevenido u otra enfermedad neurológica que afecta al Sistema Nervioso. Estos pacientes deben estar estables clínicamente, encontrarse en la fase subaguda y requerir hospitalización.

Se trata fundamentalmente de pacientes que han sufrido un ictus o por un traumatismo craneoencefálico o medular, aunque también el daño cerebral puede deberse a distintos procesos neuroquirúrgicos no traumáticos (tumores), enfermedades neurodegenerativas y desmielinizantes y las neuropatías de distintas etiologías.

En este amplio abanico de enfermedades neurológicas la rehabilitación desempeña un importante papel en la mejoría funcional del paciente y es a esta misión a la que está enfocada la unidad.


No obstante la unidad está especializada en el tratamiento de pacientes con ictus, por su alta incidencia y prevalencia en mayores (2ª causa de muerte en los varones y la 1ª en las mujeres, además es en la actualidad la primera causa de discapacidad permanente del adulto y la segunda de demencia) y el de pacientes con Traumatismo Craneoencefálico por su incidencia en la población joven y por las graves secuelas que ocasiona.

Objetivos de la Unidad de Daño Cerebral:

  • Mejorar la calidad de vida del paciente en situación de deterioro neurológico.
  • Mejorar la capacidad funcional y autonomía de los pacientes para que pueden desarrollar una vida digna en su entorno socio-familiar.
  • Atender las necesidades de los cuidadores principales.
  • Implicar a los familiares como parte activa del proceso rehabilitador ayudando a una mayor adherencia al tratamiento.

Principales patologías

  • Accidente cerebro vascular (ACV) isquémico o hemorrágico.
  • Traumatismo craneoencefálico (TCE) por accidentes de tráfico, laborales, deportivos o por agresiones físicas.
  • Patología cerebral anoxo-isquémica (post parada cardio-respiratoria; estados de mínima respuesta).
  • Patología tumoral u otros procesos neuroquirúrgicos no traumáticos (tumores cerebrales
  • primarios, metástasis cerebrales).
  • Patología cerebral inflamatoria- infecciosa (meningitis, encefalitis).
  • Enfermedades neurodegenerativas (E.L.A. ; Parkinson, etc...).

Equipo Multidisciplinar

La intervención es multidisciplinar, integral y personalizada para garantizar un tratamiento adecuado tanto de los problemas físicos como neuropsicológicos. El equipo está compuesto por:

  • Médico especialista en Medicina Física y Rehabilitación
  • Neuropsicólogo / Psicólogo Clínico.
  • Fisioterapeuta
  • Terapeuta ocupacional
  • Logopeda
  • Especialidades médicas consultoras: Neurología, psiquiatría, medicina interna, cirugía ortopédica, urología.
  • Enfermería especializada en Neurorehabilitación
  • Trabajador social.
  • Técnico ortopédico.
  • Personal auxiliar, administración y celadores.

Metodología de trabajo

El proceso a seguir incluye una valoración para establecer programa de rehabilitación médica, cognitiva, condultual, mocional y del entorno socio-familiar. Tras la valoración se realiza el tratamiento y seguimiento del paciente de manera personalizada, aportando información periódica a los familiares, y realizando el ajuste de ayudas ortopédicas y asesoramiento y apoyo emocional a los cuidadores principales.

Durante el programa de rehabilitación, el paciente realizará diariamente las terapias pautadas y acordadas previamente (Fisioterapia, Terapia Ocupacional, Logopedia, Neuropsicología). Tanto los pacientes como los cuidadores deberán adquirir una formación adecuada en el autocuidado de sus secuelas y establecer nexos de unión con bienestar social para que a los pacientes en situación de dependencia se les proporcionen las prestaciones adecuadas a su grado.

Cuando se hayan alcanzado los objetivos propuestos, el paciente se mantenga sin cambios funcionales y no sea necesaria la atención médica y de enfermería, se planifica el alta hospitalaria y se continúa el programa de RHB en el ámbito ambulatorio o domiciliario.